sábado, 13 de septiembre de 2014

El comienzo...

Para comenzar a escribir cada sueño que tendré desde esta noche, creo que debo de escribir como fue la primera vez que tuve esta extraña experiencia.

Tal vez sera muy vago mi recuerdo, pero de algo me debe servir.

Esa noche estaba muy cansada, recuerdo haberme quedado dormida muy rápido, en ese sueño estaba caminando por la calle cerca de mi casa, pero algo hizo darme cuenta que eso no era real.
Comencé a estar consciente de que estaba soñando, no se como, ni se porque, pero sabia que estaba soñando.

Gire y empece a observar lo que había a mi rededor, parecía como las 12 de la tarde dentro de ese sueño, entonces entre en shock, y comencé a caminar queriendo ver mas de aquel lugar donde estaba.
Pero cuando comencé a caminar, no pisaba el suelo estaba en el aire, levitando a una altura quizá de medio metro, y me di cuenta porque al mirar las casas, se veían de distinta perspectiva. 

En ese momento me sorprendí mas de lo que ya estaba y mire hacia abajo, y vi que estaba levitando, queriendo volver al suelo y casi me doy un buen golpazo en mi cara, y quede en posición horizontal flotando...
Sentía que me iba a caer, empece a tambalearme pero no me caía al piso, y creo que ahí comenzó todo.

Empece a moverme mientras estaba flotando, iba lento hasta que comencé a entender el que era lo que tenia que hacer, lo deje fluir y agarre velocidad elevándome hacia el cielo, tan alto, atravesando las nubes, atravesando todo hasta lograr ver las estrellas y ver bajo de mi la tierra.

Sentir ese nervio al inicio de que te puedes caer para pasar a ese sentimiento de que nadie te puede detener, sentir el aire frió pegando en tu cara por primera vez.

Era tan real, y lo era porque estaba cociente en ese sueño.